Más destinos: Nueva York - Londres - Barcelona - Madrid - París

Pastas y arroces

La gastronomía italiana cuenta con un producto que es la estrella de la mayoría de platos de su cocina, la pasta. Aunque originariamente procedía de la India, la pasta tuvo su mayor esplendor en el país italiano siendo hoy en día una de las más demandadas por los turistas cuando quieren degustar la gastronomía típica. Algunos dicen que fue Marco Polo quien la introdujo en el país tras su visita a China, aunque otros argumentan que varios siglos antes de Cristo ya se comía pasta en la Antigua Roma. Existen las pastas largas como son los espaguetis, o las cortas como son fusilli, una pasta tubular en forma enrollada en forma de hélice.

La pasta se hace con harina, agua, sal y huevo y las variantes son infinitas, siendo las rellenas una de las más exquisitas. Sin embargo, el éxito de la pasta a nivel mundial ha hecho que surjan variantes para todo tipo de personas. Por ejemplo, existe la pasta para diabéticos que sustituye el almidón por proteínas, la pasta para hipertensos que se prepara con agua destilada y sin nada de sal o la pasta por celíacos, que no contienen gluten. Una vez preparada y cocida la pasta, la forma de sorprender a un comensal con este plato es añadiéndole una deliciosa salsa. La carbonara, boloñesa o marinera son alguno de los platos típicos de la gastronomía italiana y que hoy en día se han extendido a diferentes partes del mundo.

Los arroces también son abundantes en la cocina de Italia, dividiéndose en cuatro tipos según el grosor del grano: común, fino, semifino y superfino, siendo este último el más alargado de todos. Pero sin duda, el plato por excelencia italiano cuyo producto estrella es el arroz es el risotto. Este tipo de arroz se prepara cremoso, blando en su exterior y el secreto está en acompañarlo de una salsa que deje a todo el mundo con ganas de repetir. Para conseguir esta cremosidad, se necesita un arroz que tenga alto contenido en amilasa, es decir, que suelte mucho su almidón para crear ese caldo más espeso. Se dice que su origen viene de Lombardia y allí no se acompañaba prácticamente de otros ingredientes. Sin embargo, hoy en día la cebolla, mantequilla, vino blanco y caldo de carne se convierten en los productos imprescindibles para conseguir un típico risotto italiano.

Pastas y arroces italianos | Productos gastronomía de Italia

Más sobre Gastronomía: