Más destinos: Nueva York - Londres - Barcelona - Madrid - París

Postres

Dentro de los postres italianos, el producto que más demanda tiene entre los turistas y habitantes del país es sin duda el helado. A diferencia de otros helados, el ‘gelato italiano’ tiene menos contenido en azúcar y en grasa y según los que lo han probado están mucho más ricos que los tradicionales. Los helados que se fabrican de forma industrial se hacen en una máquina refrigeradora que continuamente está en marcha, pero el ‘gelato’ se elabora congelándolo en porciones pequeñas de forma suelta. Para que el sabor sea más fuerte y tenga una textura más densa esta gran nevera va añadiendo aire a la mezcla, sin embargo, esto provoca que su caducidad se pase antes.

La historia del helado se remonta a la antigua Roma y Grecia aunque su principal lugar de expansión fue en Italia en la época del Renacimiento. Sin embargo, no fue hasta finales del siglo XVII cuando empezaron a surgir las primeras máquinas heladeras. Generalmente se prepara con agua, leche, crema de leche, azúcar y edulcorantes. En ocasiones también se añade chocolate, frutas, galletas o frutos secos, según el sabor del helado que se vaya a elaborar.

Pero no todo son helados en Italia, sino que el país cuenta con diferentes variedades de postres deliciosos. Uno de los más comunes es el tiramisú, un postre elaborado en diferentes capas cuyos ingredientes principales son el café, huevos, azúcar y cacao en polvo. El cannoli es un dulce típico de la isla de Sicilia aunque a veces también encontrarse en alguna pastelería del sur del país. Tiene forma de canuto y está relleno de una masa preparada generalmente con queso ricota y aromatizada con diferentes sabores como vainilla, pistacho o agua de rosas. Otro de los postres que podemos encontrar en Italia, concretamente en la región de Nápoles, es el ‘sfogliatelle’. Precisamente de allí es el postre conocido como pastiera, aunque en este caso suele ser tradicional tomarlo en Semana Santa. Al igual que el cannoli, se elabora con queso ricota y una masa parecida al hojaldre pero aromatizada con vainilla o naranja para darle más sabor. Se trata un dulce originario de esta zona y la pasta que se emplea en su elaboración es un tipo de hojaldre llamado ‘sfoglia’. Tanto en Francia como en Italia existe un rico postre de bizcocho llamado genovesa. Suele ser consumido junto con algún tipo de bebida como café o licor ya que puede resultar algo seco al paladar. 

Postres italianos | Gastronomía de Italia

Más sobre Gastronomía: