Más destinos: Nueva York - Londres - Barcelona - Madrid - París

Museos de Roma

Una de las ciudades de Italia que reúne los museos más importantes del país es su capital, Roma.  A través de ellos se puede conocer la extensa historia de la población y entender cómo vivían las primeras civilizaciones. La mejor forma de empezar a descubrir la Roma Antigua es visitando los Museos Capitolinos. Están en la Plaza del Campidoglio y es considerado uno de los más antiguos del mundo ya que su primera colección se recopiló a finales del siglo XV. Además de ver una gran pinacoteca formada por obras de Tiziano o Caravaggio, se puede observar la escultura de la Loba Capitolina. La leyenda de los orígenes de Roma cuenta que esta loba dio de amamantar a los que serían los fundadores de la ciudad, de ahí que sea uno de los símbolos de la capital. El museo abre todos los días excepto los lunes en horario de 9 a 20 horas; su entrada cuesta entre los 10 y los 12 euros.

En Roma, la historia va de la mano del arte y la arquitectura ya que la ciudad cuenta con alguno de los monumentos más bellos e importantes del mundo. La Galería Borghese es uno de los museos de arte más destacados del mundo ya que su interior acoge una gran pinacoteca, antigüedades de la Roma Clásica y diferentes mosaicos, esculturas y frescos que dan vida a un espacio cultural único en el país. Y en contraposición, se pueden apreciar las obras artísticas de los últimos tiempos en la Galería Nacional de Arte Moderno. Hay más de 5 mil piezas formadas por diversas esculturas y cuadros de artistas de renombre como Monet o Van Gogh. Ambos museos abren de martes a domingo entre las 8,30 y las 19,30 horas; y mientras el precio de la Galería Borghese oscila entre los 9 y los 12 euros, en el de Arte Moderno está entre 6 y los 11 euros.

Los palacios son otra forma de conocer el patrimonio artístico y cultural de la ciudad y en Roma podemos encontrar varios que merece la pena visitar. El Palacio Massimo y el Palacio Altemps son dos de los cuatro puntos que dan vida al Museo Nacional Romano. Los otros dos están formados por las Termas y la Cripta y son uno de los lugares más interesantes de la historia de la capital romana. Los palacios abre de 9 a 19,45 horas y el precio de su entrada oscila los 7 euros en cada caso.