Más destinos: Nueva York - Londres - Barcelona - Madrid - París

Plaza Navona de Roma

Una de las plazas más visitadas y bellas de la capital de Italia es la Plaza Navona, situada en el corazón de Roma, a escasos metros del Panteón de Agripa. Además de ser una de las zonas más animadas de la ciudad, la plaza congrega alguna de las fuentes más hermosas que se pueden encontrar en la capital. Tres son las fuentes que captan todas las miradas de los turistas que se quedan deslumbrados con tanta belleza: la Fuente del Moro, la Fuente de Neptuno y la conocida Fuente de los Cuatro Ríos. Ésta última fue creada por Bernini a mediados del siglo XVII y en ella se muestran los cuatro ríos del mundo más destacados que eran el Nilo, el de la Plata, el Ganges y el Danubio. Los ríos están representados mediante cuatro estatuas como si fueran personajes y todos rodean un gran obelisco de 16 metros de alto que se encontró en la Via Apia. Junto a ella el turista puede encontrar todo tipo de restaurantes y bares y disfrutar de actuaciones callejeras y el ambiente más animado de toda Roma.

Las fuentes del Moro y de Neptuno fueron diseñadas por Giacomo della Porta, y en comparación con la de los Cuatro Ríos no captan tanto la atención de los visitantes. El emplazamiento actual de la plaza correspondía a finales del siglo I d.C. al Circo Agonal, un gran espacio al aire libre donde miles de personas acudían para ver los antiguos Juegos Olímpicos. Además de las fuentes y de los diferentes comercios que se disponen alrededor de la plaza, también se pueden encontrar dos edificios importantes, el Palacio Pamphili y la Iglesia de Santa Agnes. Esta última se levantó en honor a la virgen Santa Inés, de la cual se dice que le crecieron los cabellos milagrosamente para tapar la desnudez a la que se vio sometida durante su martirio. Otros monumentos que se pueden encontrar en este mismo espacio son el Palacio Torres, el de Cupis o Braschi, donde este último alberga el Museo de Roma.

Entre los siglos XVII y XIX, la plaza se convertía los fines de semana de verano en un enorme lago honrando a la familia Pamphili, ya que ahí tenían su residencia. Se cerraba el desagüe de las tres fuentes y todo el centro de la plaza quedaba completamente inundado siendo conocida como ‘El Lago de la Plaza Navona’. Pero también se ha utilizado esta plaza para representaciones teatrales, espectáculos variados e incluso carreras de caballos.